30 de abril de 2010

Muerte Subita: ¿Que es la Muerte Subita?

Muchas veces hemos escuchado sobre la muerte subita pero ¿que es la muerte subita?
La muerte súbita asociada al deporte no es muy común, en un estudio realizado en el Instituto de Toxicología de Madrid se encontraron 61 muertes en 7 años, casi 9 al año, que comparadas con el número de muertes en accidente de tráfico en España no es alarmante. La mayoría de las muertes súbitas asociadas al deporte se producen por un problema cardiaco y en general son fulminantes.

La muerte súbita asociada al deportista en el 85% de los casos es producida por una enfermedad coronaria. Las coronarias son las arterias rodean al corazón y que aportan la sangre cargada del oxígeno que necesita para trabajar. En algunas ocasiones sus paredes aumentan de grosor y se cargan con grasas formando las temidas “placas de ateroma”. Cuando las arterias coronarias llegan a obstruirse parcialmente aparece la enfermedad coronaria.

Ahora imagina lo que ocurre cuando este corazón alterado tiene que realizar una actividad física, la respiración se acelera y el corazón bombea más deprisa para hacer llegar más oxígeno a los tejidos, por lo que si los vasos están parcialmente bloqueados la sangre se acumula en un “cuello de botella” e incluso algunas placas de ateroma se desprenden, se producen desgarros en las paredes y empiezan a aparecer coágulos que pueden obstruir por completo la arteria.

¿Cuales son los Factores de Riesgo para la Muerte Subita?
  • Edad superior a los 30-45 años
  • Ser hombre
  • Mujer mayor de 70 años
  • Antecedentes de enfermedad coronaria en la familia
  • Nivel alto de colesterol
  • Tabaco
  • Hipertensión arterial
  • Estrés


NOTA: Si tienes dos o más de estos factores de riesgo has de tener en cuenta que la probabilidad de tener un infarto no se suma sino que se multiplica exponencialmente.

Si aparece este problema, una parte del músculo cardiaco deja de recibir sangre y se muere (infarto es lo mismo que muerte celular). La corriente eléctrica que se encarga de contraer y relajar el corazón sigue transmitiendo impulsos y las ondas se propaga sin control por el corazón, este deja actuar como una bomba que envía sangre a los tejidos. Si comparamos el corazón con una casa, la muerte súbita se produce cuando hay un problema “eléctrico”, aunque también suele haber un problema de “fontanería” que agrava la situación. Si no hay asistencia médica especializada, el cerebro deja de recibir oxígeno se pierde el conocimiento y el deportista muere en tres minutos.

La muerte súbita del deportista afecta a individuos relativamente jóvenes, con una edad media de 47 años, aunque también hay un grupo de riesgo entre los adolescentes. Esto se explica porque en las personas jóvenes las acumulaciones de grasas que forman las placas de ateroma son blandas y finas, por lo que son aplastadas por el flujo sanguíneo y no obstruyen la arteria coronaria ni producen síntomas durante el esfuerzo, digamos que no “avisan”, pero la descarga de adrenalina que se experimenta durante el ejercicio favorece los latidos irregulares al excitar el músculo cardiaco por el esfuerzo y contribuyen a la formación de coágulos. Si se rompe la placa de ateroma estos coágulos son más eficientes por la adrenalina del esfuerzo y perjudican el problema.

Ahora, podremos prevenir este tipo de muertes dejando de hacer ejercicio?. La respuesta es que aún no se sabe, se reconocen factores de riesgo como enfermedad ateromatosa coronaria, miocardiopatía arritmogénica, miocardiopatía hipertrófica, hipertrofia ventricular izquierda idiomática, anomalías en las arterias, valvulopatías, etc. y en algunos casos no existe causa conocida. La mejor forma de disminuir la incidencia de muerte súbita es la prevención con un reconocimiento médico, pero no vale cualquier cosa firmada por un médico, los deportistas deben ir a centros deportivos médicos especializados donde puedan hacer una historia completa, exploración física y prueba de esfuerzo cada año. Si detectan alguna anomalía deben recomendarte una radiografía de tórax y un electrocardiograma y remitirte a un especialista en el tema. En algunos países el reconocimiento médico es obligatorio para participar en eventos deportivos como el maratón.

¿Como podemos evitar la Muerte Subita?


1. Evita los cambios bruscos de temperatura. Al hacer ejercicio el calor o el frío pueden provocar arritmias graves.

2. Controla los cambios de ritmo. Las series, fartlek, intervalos, etc. son necesarias para mejorar en casi todos los deportes aeróbicos pero no se deben hacer sin conocimientos previos, evita siempre los parones o enfriamientos bruscos en deportes como el tenis, baloncesto, fútbol donde puedes estar sin jugar unos minutos.

3. Empieza con un calentamiento y termina con enfriamiento. Es algo obvio pero muy pocas personas deportistas lo hacen, especialmente cuando vamos más apurados de tiempo.

4. Motívate con prudencia. La adrenalina es un arma poderosa, puede hacerte subir una montaña con tu madre a cuestas si es necesario pero también aumenta el riesgo de muerte súbita.

5. Cuidado con las sustancias excitantes. La cafeína, los medicamentos de tipo anfetamina, algunos medicamentos para el asma que contienen efedrina, etc., estimulan intensamente el sistema cardiovascular, actúan como la adrenalina y favorecen la aparición de arritmias. La tolerancia a la cafeína varía mucho en cada persona, a algunos deportistas un simple té les puede provocar palpitaciones y otros pueden tomar pastillas con cafeína como si fueran caramelos, pero nunca puedes fiarte. Puede que una buena taza de café te haga correr a tope, pero también puede parar tu corazón.

6. Respeta la digestión. La digestión es un proceso variable, algunas personas pueden correr inmediatamente después de una paella y otras tienen que esperar 3 horas para entrenar después de una comida ligera. Lo que está claro es que la digestión es un proceso activo que requiere un gran aporte de sangre al estómago e intestino, reduciendo la cantidad de oxígeno y energía que llega a los músculos y cerebros.

7. No pierdas de vista la altitud. Cuanto más alta es una montaña menos oxígeno hay en la atmósfera por lo que no llega suficiente a los tejidos. El corazón aumenta su ritmo para compensar la falta de oxígeno pero trabaja en malas condiciones pues el aire de las montañas también suele ser más frío y seco. Si además le sumas la deshidratación durante el ejercicio, la montaña puede ser mortal. Sólo necesitas adaptarte durante unos días a la altitud para reducir el riesgo como hacen los montañeros expertos.

8. Hidrátate siempre. La deshidratación se acelera al sudar intensamente durante el ejercicio. Al perder agua también perdemos minerales en el sudor, y algunos de estos son muy importantes para regular la contracción muscular. Por esta razón es muy común que aparezcan calambres musculares después de un ejercicio extremo. El corazón también es un músculo y la deshidratación puede provocar una arritmia o la muerte súbita. Para evitarlo has de hidratarte adecuadamente con agua y sales minerales siempre antes, durante y después del ejercicio.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Proteinas,glutamina, creatina, proteina,Aerobicos,dietas para perder peso,como perder peso, seguros de salud. perder grasa,cirugias para la obesidad,noticias deporte,ejercicios dietas,nutrición deportiva,dietas proteinas,alimentos proteinas,clases online,sport gym, ,Carrera de Psicología,pilates gym,home gym,how to lose weight,national geographic traveler,private health insurance,online training,cruise vacation,nutrition store,psychology online

Oferta Especial para Lectores de este Blog